Etiquetas

, ,

Familiares de los desaparecidos del Palacio de Justicia

POSICION DEL GOBIERNO DE COLOMBIA ES UN NUEVO AGRAVIO

Los Familiares de los Desaparecidos durante la retoma del Palacio de
Justicia, consideramos que la contestación de la demanda del Estado ante
la Corte Interamericana de Derechos Humanos, desconoce nuestra dignidad y
nuestros derechos como víctimas, además que deja serias dudas sobre la
seriedad de la política institucional a favor de las mismas. Esta
comunicación del agente del Estado, es una re victimización, irrespeto y
agravio en contra de los familiares de las víctimas de graves violaciones
a los Derechos Humanos en Colombia.

Consideramos que es inaudito que existiendo varios fallos judiciales que
declaran la existencia de las desapariciones, como los del Consejo de
Estado que reconocen y declaran la responsabilidad del Estado en las
desapariciones forzadas de nuestros familiares, así como las sentencias
emitidas por el Tribunal Superior de Bogotá, la Juez Tercera Especializada
y la Juez Cincuenta y Cinco Penal del Circuito, que declaran
responsabilidades individuales por estos crímenes, así mismo el informe de
la Comisión de la Verdad, el actual Gobierno a nombre del Estado argumente
que no existen desaparecidos. Este comportamiento desconoce el papel del
sistema de justicia y debilita el Estado de Derecho, niega la garantía de
no repetición de estos crímenes y resulta poniendo al Gobierno como aliado
en la estrategia de defensa de los victimarios.

Es preocupante que se pretenda deslegitimar el papel de altos servidores
de la justicia, pretendiendo señalar que los mismos actúan por “unidad de
cuerpo”. Ningún favor le hace al país, que el compromiso del Gobierno no
sea con la verdad, sino con el desprestigio de las instituciones y el
ocultamiento de los hechos.

Como familiares solicitamos al Presidente Juan Manuel Santos, en su
calidad de Jefe de Estado y Jefe de Gobierno, públicamente aclare si las
manifestaciones del agente del Estado son compartidas plenamente por su
gobierno y por qué razón existe un doble discurso en relación con las
víctimas.

Bogotá, febrero 20 de 2012

Anuncios