Etiquetas

,

Alicia

No me digas nunca más

No me digas nunca más
no puede ser.
He llegado hasta ti
para romper el silencio que me separa del mundo
y no acepto otra cosa,
sólo tu cuerpo rendido
sin contratos, firmas
ni letra pequeña.
He esperado tantos años
para mudarme a tus ojos
y vivirte sin miedo,
a conciencia,
y deshacer para siempre las maletas
mientras te acaricio la espalda.

Anuncios