Etiquetas

,

manuel-fernc3a1ndez-cuesta

Letizia, ay.

Acaricio y huelo —teología laica, ritual místico, trastorno leve, estupidez intelectual— el nuevo libro de Miguel Roig (sale a mediados de noviembre) que analiza el fenómeno social que ha supuesto la irrupción de la princesa —antes periodista— Letizia Ortiz Rocasolano en nuestras vidas de cartón. Nada como una atenta observación, lectura de la realidad y mirada de especialista sobre la representación de los discursos públicos (fetiches de lo real), para comprender quiénes somos y dónde estamos. Sobria cubierta negra, Letizia en un lateral, vestido rojo de Lorenzo Caprile, excelente prólogo de Christian Salmon. Elegante. Tengo que volver a Valencia. Fui el otro día, negocios, ya saben, mis coletazos libios, y olvidé algo importante. Subo y bajo escaleras, por aquello de las calorías; como espinacas, fumo menos: el régimen. En el fondo, esta batalla contra la voluntad, vestida con grasas saturadas, cacahuetes de California y carbohidratos, me interesa. Tiene algo de desafío moral contra la basura alimentaria capitalista (ustedes disimulen: alguna justificación tengo que encontrar). Se acercan las elecciones generales y recuerdo a mi abuelo. Votábamos la familia junta. Al llegar frente a las urnas, poco importa el año, colegio electoral madrileño de amplia mayoría conservadora (franquistas, por resumir), mi abuelo preguntó a gritos (era sordo y aragonés), ¿en qué cola votamos los comunistas? Así, anecdotario infinito, perdí la timidez. Fino y discreto como la princesa, objeto de consumo, el libro de Roig podría ser uno de los más interesantes del año. Veremos cómo es recibido con el cuestor Mariano Rajoy y sus legionarios (con o sin Cristo) al mando de la nave patria. Good morning, sunshine.

Anuncios