Etiquetas

,

manuel-fernc3a1ndez-cuesta

El dinero y las palabraResistencia

Leo la última reflexión de Schiffrin sobre el oficio/negocio de la edición. Aparece ahora, primeros de abril, junto con el clásico La edición sin editores: el universo del libro como microcosmos del capitalismo tardío. Junto a Schiffrin, Península, resistiendo, lanza El estado del malestar de Raúl Eguizábal, un análisis sobre quiénes somos y dónde estamos, a qué mitos nos referimos y cómo se construye lo simbólico dentro del Capitalismo 3.0. Estas dos obras hablan de nosotros, de nuestras miserias, anhelos, sueños y renuncias: de la vida low cost —disfrazada de satisfacción y banalidad— que llevamos. Como cámaras de alta definición que proyectasen escenas de la destrucción de la società civile, el descrédito (interesado) de la política y el fracaso (abandono) de los proyectos culturales (y morales) que atravesaron el siglo XX, estos dos autores, dan cuenta del nuevo orden natural (narrativo y comercial) de las cosas. La represión, en Occidente, es contención psicológica: un descontrol emocional, sin futuro, que encuentra acomodo en el narcisismo y la subjetividad recubierta de ergonómica tecnología. Agito las llaves, por aquello de no estar solo, y fumo unos pitillos. En Lujo y capitalismo, un texto de Werner Sombart —escrito en 1912, publicado por Sequitur, 2009— encuentro respuestas a preguntas sobre el lujo asociado a la presencia de la mujer en la vida pública. Salgo del trabajo, me cruzo con rostros desconsolados, espectros ciudadanos. En la televisión de un bar, sin sonido, sucia esquina del Raval, veo bombardeos en Libia y recuerdo, ay, cuando Gadafi, sin túnicas de seda, era la esperanza árabe, laica y socialista: el sucesor del no alineado Gamal Nasser.

Anuncios