Etiquetas

, ,

Alicia

Breve carta nocturna al amigo ausente

Antes de ir a dormir, antes de que mi cuerpo busque un escondite para cobijarse del frío en las horas oscuras, antes de que mis piernas se alarguen tanto tanto que crucen el mar para tocar en tu puerta y tú les des la bienvenida como a unos amigos que esperas con ilusión, antes de que la luna me cierre los ojos y el sueño sea mi canción de cuna, te quiero hablar. Hablarte de lo mucho que te extraño, de lo mucho que te quiero, de tantos besos que me debes, de que me sabe dulce tu recuerdo. Decirte que el día ha sido bueno, algo mejor que ayer, que hoy en la mañana el café me salió rico y las tostadas casi también y que el rostro del espejo dijo que me veía guapa y afuera había dejado de llover…..

Hoy en la oficina pensé en todo y en nada, en ti a ratos, en mí apenas, en Diego que descubre a las niñas, en Celia que quiere aprender a volar, en ese coche rojo que frena en la calle, en ellos, en nosotros, en todos, en nadie en particular.

Y así el día serpenteando de hora en hora salta, se acaba, se va.

Yo también iré apagando las estrellas una a una, soplando beso a beso, buscando el mar….

Buenas noches. Duerme.

Bien.

Anuncios