Etiquetas

,

Alicia

Que no me puedes querer

Que no me puedes querer ya lo sé,
pero ámame, llévame siempre muy dentro de ti
y, después, olvídame.
Apártame, si es necesario, de tu respirar cotidiano
y ven a mí sólo cuando
te acuerdes de que me amas.
Ven a decírmelo,
aunque sea sin palabras.

Anuncios