Etiquetas

¿Esto de qué va, socialista?

Salgo del metro y me encuentro tres maderos (dos hombres y una mujer) en la puerta del locutorio público en un control callejero. Paran a dos personas, hombres, venían conmigo en el metro, casi durmiéndose y con una de esas bolsas cutres que indican que se pasaron 15 horas currando para algún hijo de puta de aquí que no les paga más de 800 euros al mes, si les paga.

Suben por la  acera dos mujeres latinas, por la edad madre e hija, que llegan hasta donde están ellos con unas bolsa del Ahorramás en la mano, (este economato se encuentra 20 metros  abajo), y les paran también.

Y me callo, que no tengo dinero para un abogado que encima me chupe la sangre.

¡Qué ganas de liarme a hostia limpia!

controlpolicial

Foto: Olmo Rotos

Anuncios