Etiquetas

,

Manuel de la Fuente ABC
Steve Earle, el vaquero rojo, el jinete contestario del rock and roll de la Unión, cabalga de nuevo y se lanza en breve al galope por España a lomos de su reciente álbum, «Townes», dedicado a su maestro, mentor y genial compositor y cantante Townes Van Zandt, fallecido el 1 de enero de 1997 a los 53 años de edad.
La pasión de Earle, uno de los más grandes trovadores del momento (por pegada, por su ánimo de fajador, por su combativa pero también lírica trova) por Townes viene de antiguo, tanto que su propio hijo, tan rebelde como él o más (se cuenta que Steve lo tuvo que largar de su propia banda por pendenciero) se llama Justin Townes Earle. Townes, además, comparte apellido con otros ilustres del rock como Steve Miami Soprano Van Zandt, guitarrista y colegón de Bruce Springsteen, y Ronnie Van Zandt, líder de aquella panda de rockeros confederados que fueron Lynyrd Skynyrd. Para Earle, Townes Van Zandt «es el mejor escritor de canciones del mundo, y me plantaré sobre la mesa de café de Bob Dylan con mis botas de vaquero para decirlo». Opinión compartida por otra cantautora y texana ilustre, Nanci Griffith: «Creo que Townes es el mejor escritor de canciones que mi estado natal, Texas, ha producido nunca. Algunos de nosotros somos sólo letristas, pero él era sin duda un poeta».

steve_earlePhotograph by Jim McGuire

Un trastorno maníaco- depresivo, un carácter solitario y tristón y demasiados vasos (probablemente de Southern Comfort, el mismo bourbon que se aplicaba concienzudamente Janis Joplin) convirtieron su vida en un trago bastante amargo, aunque procediera de una adinerada familia del Estado de la Estrella Solitaria. La música de Van Zandt, siempre intensa, fuertemente emotiva y emocionante, no desapareció con él.
El nuevo country le debe más de una, y sus huellas pueden rastrearse en gente como Wilco, los Jayhawks, Uncle Tupelo o los Cowboy Junkies, junto a los que realizó la última gira de su vida. Con estas alforjas repletas de gran música norteamericana llega a nuestro país Steve Earle. Sin olvidar, por supuesto, su propia y sensacional cancionero, uno de los más genuinos, honestos y desgarradores del rock an roll de nuestros días. A galopar, camarada Earle.

Anuncios