Etiquetas

, , ,

Amy Goodman (Globalresearch) Traducido por Iker Fernández para Rebelión

Entrevista a Mohamed Abshir Waldo, analista keniata de origen somalí

SomaliaEl presidente Obama prometió una respuesta contundente para detener la piratería en la costa de Somalia el lunes, poco después de la liberación de Richard Phillips, el capitán del carguero estadounidense, que fue retenido por piratas somalíes desde el miércoles anterior. Mientras que las historias de piratas han dominado los grandes medios de comunicación, ha habido poco o ningún debate en torno a las causas que la han originado. Hablamos con el asesor y analista Mohamed Abshir Waldo que escribió en Enero el artículo titulado ” Las Dos Piraterías en Somalia: Por que el mundo ignora la otra?” [incluye transcripción original]

Mohamed Abshir Waldo, asesor y analista, conectado en linea desde Mombasa, es keniata de origen somalí. En Enero publicó “The Two Piracies in Somalia: Why the World Ignores the Other?”

Amy Goodman: El presidente Obama prometió una respuesta contundente para detener la piratería en la costa de Somalia el lunes, poco después de la liberación de Richard Phillips, el capitán del carguero estadounidense, quien fue retenido por piratas somalíes desde el miércoles anterior. Tres piratas somalíes resultaron muertos en la operación de USA.

Mientras que algunos analistas militares están considerando ataques sobre las bases de los piratas dentro de Somalia, en complemento a la expansión de los buques de guerra norteamericanos a lo largo de la costa somalí, otros se oponen plenamente a la invasión terrestre. El miembro del congreso de los Estados Unidos Donald Payne, Nueva Jersey, hizo una breve visita a Mogadisco, la capital Somalí, este lunes y dijo que la piratería era- y cito textualmente- un “síntoma tras décadas de inestabilidad”. Su avión fue atacado con fuego de mortero al salir de Somalia, inmediatamente después de que los piratas clamaran venganza contra los Estados Unidos por el asesinato de sus hombres.

El ex-embajador de los Estados Unidos en la ONU, John Bolton, declaró este fin de semana para Fox News que EEUU debería reunir- y cito- “una coalición de los que estén dispuestos” a invadir Somalia.

Durante este tiempo, los pescadores locales y las comunidades comerciales de la costa somalí están sufriendo a consecuencia del aumento de la presencia naval americana e internacional en sus aguas.

Pescador somalí: [traducido] Los marines americanos siempre nos detienen ya que nosotros continuamos pescando. Nos encontramos con sus barcos de guerra, y a veces, envían helicópteros a fotografiarnos, ya que sospechan que somos piratas. Y no lo somos.

Comerciante somalí: [traducido] La gente esta preocupada por la presencia de las tropas, y se está haciendo mas y mas difícil hacer negocios. Hay muchos buques patrullando el mar, y los barcos mercantes son detenidos e inspeccionados con mas frecuencia, sospechosos de ser manejados por piratas.

Amy Goodman: Mientras que las historias de piratas han dominado los medios de comunicación corporativos, ha habido poco o ningún debate en torno a las causas que la han originado.

Mohamed Abshir Waldo es asesor y analista en Kenia. Es keniata de origen somalí y en Enero escribió un articulo titulado “Las Dos Piraterías en Somalia: Por Qué el Mundo Ignora la Otra?”. Conectamos ahora con el por teléfono desde Mombasa.

¡Bienvenido a Democracy Now!

Mohamed Abshir Waldo: Hola, gracias.

Amy Goodman: Encantada de tenerle entre nosotros. ¿Le importaría contarnos cual es su opinión sobre los dos tipos de piratería?

Mohamed Abshir Waldo: Bien, las dos clases de piratería son la misma piratería original, la pesca pirata extranjera, llevada a cabo por pescadores y barcos extranjeros, los cuales a su vez se deshacen de basuras, vertidos tóxicos y, también ha sido denunciado, vertidos nucleares. La mayoría de las veces, tenemos la sensación de que son los mismos barcos pesqueros, buques de pesca extranjeros, los que llevan acabo los dos modos de piratería. Esa ha sido la piratería que ha originado estos problemas.

La otra piratería es la piratería de barcos. Una vez que los recursos marinos de Somalia fueron agotados, cuando las aguas se contaminaron, después de que la pesca fue robada, y, en el contexto de pobreza que afecta a todo el país, los pescadores sintieron que no había más opciones, más recursos, que la de luchar contra, como ya conocemos, los barcos y las propiedades de los mismos países responsables de la pesca ilegal y los vertidos tóxicos.

Amy Goodman: ¿Podría explicarnos que son los IUU (siglas en ingles)?

Mohamed Abshir Waldo: Los IUUs son— No lo recuerdo exactamente ahora, pero es la pesca ininterrumpida y no declarada, la pesca sin licencia, sin registros, prácticamente incontrolada. Sin un.. [inaudible]—

Amy Goodman: En su artículo, dice- que IUU son las siglas de la pesca ilegal, no-declarada y no regulada de los barcos europeos-.
Mohamed Abshir Waldo: Correcto, correcto. Y esto se ha sabido tanto en los países del Oeste que cuentan con este tipo de flota pesquera, entre los que se incluyen España, Italia, Grecia y, mas tarde, Reino Unido y otros, como Rusia. Y por supuesto, hay también muchos otros países del Este. Este problema continua desde 1991. Las comunidades pesqueras y los pescadores lo han denunciado, se han quejado, y han apelado a la comunidad internacional a través de diferentes organismos como la ONU o la Unión Europea, sin haber, de hecho, obtenido respuesta alguna. Fueron totalmente ignorados.

Amy Goodman: Mohamed Abshir Waldo, explíquenos como comenzó la “pesca pirata”.

Mohamed Abshir Waldo: La pesca pirata significa pescar sin licencia, pescar por la fuerza, a pesar de las denuncias de la comunidad, a pesar de las demandas de cualquier autoridad que rija en la zona, a pesar de que las autoridades se lo exijan a las flotas, buques y barcos pescadores extranjeros que no tienen licencia para faenar, que no tienen ningún tipo de permiso, cuando les dicen, “Parar de pescar y abandonar la zona”. Estos se niegan, es más, de hecho, en cambio, se enfrentan. Luchan contra los pescadores y las comunidades costeras, echando agua hirviendo sobre ellos e incluso disparándoles o arrollando sus canoas o barcas de pesca. Estos son problemas que han estado ocurriendo durante mucho tiempo, hasta que la comunidad se ha organizado, e incluso ha autorizado, en lo que llaman la Guardia Costera Voluntaria Nacional, que llamarías y otros conocen hoy como “piratas”.

Amy Goodman: Así que esta diciendo que la pesca ilegal es un hecho en la costa de Somalia. ¿Que países están implicados en ella?

Mohamed Abshir Waldo: Los países implicados incluyen prácticamente a todos los países del Sur de Europa, Francia, España, Grecia y el Reino Unido. Estos días he oído que incluso Noruega. Antes no había muchos nórdicos, pero la pesca noruega está también involucrada en este, como ya sabes, muy lucrativo negocio pesquero. Si, hay otros, más, por supuesto. Están los rusos. Están los taiwaneses. Están los filipinos. Están los coreanos. Están los chinos. Ya ves, es una costa “gratis para todos”.

Y para complicar más las cosas, hemos visto que ahora que han llegado los distintos ejércitos y sus barcos de guerra, todos los países están protegiendo su propia pesca ilegal, sus barcos piratas. Han vuelto. Escaparon de la Guardia Voluntaria Somalí, los guardacostas, pero ahora han regresado. Y están protegidos por sus marinas. De hecho, se están acercando aún más a las aguas territoriales para molestar más a los pescadores, quienes ya no tienen la opción o la posibilidad de pescar cerca de la costa por miedo a ser acusados de piratas y ser arrestados por la marina, que a su vez, están protegiendo a la otra parte en conflicto.

Así, el tema es realmente un problema de enorme injusticia, donde la comunidad internacional atiende, dialoga y viene en ayuda solamente de su- de sus intereses y no considera en absoluto, ni mira, por el lado somalí. Esto no significa que yo, ni nadie, este excusando la piratería o el poner en peligro la vida de marineros y tripulaciones inocentes o el dañar la propiedad de otros, pero esta gente, estos pescadores convertidos en piratas, no han tenido más alternativa que protegerse a si mismos, proteger su territorio,- ya sabes- lo podríamos llamar un acto desesperado.

Amy Goodman: ¿Que opina la gente en Somalia acerca de los piratas, el tema de los piratas en la costa?

Mohamed Abshir Waldo: Hay una reacción mixta, creo, en Somalia. La gente no quiere que se lastime a marineros inocentes. No quieren más desastres medioambientales al explotar un buque petrolero o un carguero con carga toxica. Y la gente pide a los piratas, a los pescadores convertidos en piratas, que no realicen actos semejantes.

Por otro lado, como no existe compasión, no hay entendimiento, no hay disponibilidad para el diálogo con las comunidades costeras, con la comunidad en general, con las autoridades somalíes, con los gobiernos regionales ni con el gobierno nacional para una acción conjunta dirigida a solucionar los conflictos, de esta forma, cada quien actúa a su manera. Pero la gente esta muy preocupada. Por un lado les gustaría que esto se resolviese pacíficamente; por el otro, se sienten tristes por la injusticia perpetrada por la comunidad internacional.

Amy Goodman: Mohamed Abshir Waldo, háblenos un poco más sobre los vertidos tóxicos, si no le importa. No creo que la gente en Estados Unidos comprenda exactamente a los que se refiere y a como esto afecta a la población.

Mohamed Abshir Waldo: Bien, vertidos tóxicos, vertidos de desechos industriales, vertidos nucleares, como usted estará al tanto y ya habrá escuchado, y como mucha gente sabe, por mucho tiempo, principalmente en los años 70, en los 80, en los 90, había muchos residuos de este tipo de los que las compañías se querían deshacer siguiendo las estrictas leyes medioambientales de sus respectivos países. ¿Así que, que otro lugar donde trasladarlas que a países débiles o en conflicto que no se pudiesen oponer o que se pudiesen comprar? Así que muchos de estos residuos han sido llevados a Somalia. Ha salido en los periódicos. Ha sido publicado por medios como Al Jazeera, como la CNN, creo. Muchos han hablado sobre la Mafia, la mafia italiana, la cual lo admitió, admitió deshacerse de residuos en Somalia durante bastante tiempo, durante mucho tiempo.

Y mientras hablamos, escuché ayer, de hecho, que otro barco fue capturado ayer en el Golfo de Adén por la propia comunidad- no piratas esta vez, por gente de la comunidad, cuando sospecharon de este barco, el cual transportaba dos contenedores enormes que tiraron al mar cuando vieron aproximarse a la gente. Han sido capturados. El barco ha sido capturado. Afortunadamente los contenedores no se hundieron en el mar y están siendo remolcados a la costa. Los miembros de esta comunidad han invitado a la comunidad internacional a venir e investigar sobre el asunto. De momento, no ha habido ninguna respuesta. Así, de este modo, el vertido de residuos, de tóxicos, de basura nuclear, ha estado ocurriendo en Somalia desde 1992.

Amy Goodman: Cuando leo su artículo, Mohamed Abshir Waldo, me recuerda un reporte controvertido que se filtró desde el Banco Mundial- esto ocurrió cuando Lawrence Summers, ahora asesor jefe de economía, era el economista jefe en en Banco Mundial- que decía, “creo que la lógica económica tras los vertidos masivos en los países con productos nacionales mas bajos es impecable, y es un hecho que deberíamos aceptar. Siempre he creído que los países mínimamente poblados de África están exageradamente mínimamente contaminados”. Él dijo que estaba siendo irónico.

Mohamed Abshir Waldo: De hecho, los formalismos mas oficiales en el entorno de la ONU, también han confirmado en varios informes que sí se ha vertido en Somalia. El representante especial del Secretario General, Ould-Abdullah, que esta trabajando ahora con las autoridades somalíes, realizó también, creo, una declaración en este mismo sentido. Así que como vemos, es un hecho bien conocido. No es algo oculto. No es algo que nos estemos inventando. El mundo lo sabe, pero no hace nada para remediarlo.

Amy Goodman: Mohamed Abshir Waldo, gracias por conversar con nosotros, asesor en Kenia, hablando con nosotros desde Mombasa.

Anuncios