Etiquetas

, ,

Manuel de la Fuente (ABCD)

Guerrero, poeta entre poetas

En un país con un sentido más intensamente profundo de la cultura, alguien como Pablo Guerrero sería en vida un mito, una leyenda de la canción popular. Y lo es para muchos aficionados, sabios y serenos catadores que han ido disfrutando a lo largo de cuatro décadas de sus sustanciosos caldos, con cuerpo, con sabores a tierra vieja y a poesía, a sudor y esperanzas, caldos musicales de pura cepa.

Pablo-GuerreroCorría el año 69, año duro entre los duros, cuando un joven Pablo, con veintitrés extremeñas primaveras en la mochila, se presentaba con la guitarra en bandolera, como era costumbre entonces, en el Festival de Benidorm, a lomos de una canción, Amapolas y espigas, con la que se llevó el premio a la mejor letra del certamen: «De amapolas y espigas te haré un collar. Vente conmigo a vendimiar. / Con el sol en la cara, qué guapa estás». Así más o menos empezó todo, y siguió con aquel A cántaros («Tú y yo, muchacha, estamos hechos de nubes? tiene que llover, tiene que llover») versión a la extremeña de una de las piezas más impresionantes de Dylan: A Hard Rain?s a-Gonna Fall (en español, «Una dura lluvia va a caer»).

Después, sin prisas, con delicadeza y primorosa inspiración de artesano, Pablo Guerrero ha ido componiendo una obra cuajada de un poderoso aliento lírico y unas melodías austeras, sinceras, honestas, totalmente personales, absolutamente intransferibles. Hasta llegar aquí, cuarenta años después, para rendir homenaje a los poetas extremeños de ahora (recuerdo de aquel Alberti de «los poetas andaluces de ahora» que cantaron Aguaviva), a los poetas de su tierra con un hermosísimo disco: Luz de Tierra. Quince voces, «quince albercas donde llueve despacio, quince huellas de una mano que escribe?», como el propio Pablo detalla. Quince nombres que son los de Santiago Castelo, Santos Domínguez, Basilio Sánchez, Javier Rodríguez Marcos, Félix Grande, José A. Ramírez Lozano, Serafín Portillo Alejandro López Andrada, Jesús García Calderón, María José Flores, Álvaro Valverde, Ada Salas, Ángel Campos Pámpano, Luciano Feria, José Antonio Zambrano, acompañados por las poderosas y recias fotografías de Enrique Cidoncha. Con la producción de Luis Mendo, y las colaboraciones de Jorge Pardo, Olga Román, Jabier Muguruza, Ismael Serrano, Javier Bergia y Marina Rosell. Poeta entre poetas, Pablo Guerrero, la voz profunda de la tierra, la voz de la sabiduría.

Pablo Guerrero: “A cántaros”

Anuncios