Etiquetas

,

Conceden el “Premio a la Libertad ” de Cádiz al presidente de Colombia, Álvaro Uribe

Así es, el ayuntamiento presidido por Doña Teófila Martínez, líder del derechista Partido Popular de Cádiz inaugura la edición del “Premio a la Libertad ” dentro de los Premios Cortes de Cádiz concediendo la distinción al Presidente de Colombia Don Álvaro Uribe Vélez, por sus esfuerzos en pro de la libertad; el alto jurado compuesto por Lorenzo del Río Fernández, Presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz; Rafael Sánchez Saus, Director de la Real Academia Hispano Americana; Miguel González Saucedo, Presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz, entre otros, acordó por unanimidad otorgar este reconocimiento Al señor Uribe.

Teniendo en cuenta las presumibles cualidades intelectuales del jurado, seguro no debe ser producto de error o un simple desconocimiento de la situación colombiana; ellos deben conocer, como conoce ya el pueblo colombiano y la comunidad internacional el verdadero rostro del Señor Uribe, quien mantiene sumido a su país en una larga noche oscura y horrible.

El premio reza que el Señor Uribe “al frente de las fuerzas armadas y de seguridad patrias están contribuyendo a la erradicación del terrorismo con constancia y corazón grande”.

Este eminente jurado presidido por la alcaldesa debe conocer, como ya lo conocen los pueblos, que el circulo político que lo llevó al poder al señor Uribe en dos ocasiones, mantiene intimas relaciones con los grupos ultraderechistas paramilitares, asesinos confesos de decenas de miles de personas, que sembraron valles y montañas de cadáveres, tintaron indeleblemente con sangre de campesinos e indígenas inocentes los ríos de Colombia, que arrancaron por medio de la violencia a millones de seres humanos de sus pequeños terruños, condenándolos a vivir la marginalidad y el hambre en los cinturones de miseria de las ciudades, o al destierro definitivo en alguna ciudad Europea, donde son señalados xenófobamente por algunos partidos de la derecha como ciudadanos de segunda.

Este eminente jurado presidido por la alcaldesa debe conocer, como ya lo conocen los pueblos, que al hombre que premiaron a nombre de la libertad, es comandante en jefe de unas fuerzas armadas que hace pocos meses como practica habitual, raptaba cientos de jóvenes civiles e inocentes para vestirlos de guerrilleros y matarlos a sangre fría, para luego ser cobardemente presentados como trofeos de guerra, en un circo mediático macabro y condenable.

Este eminente jurado presidido por la alcaldesa debe conocer, como ya lo conocen los pueblos; que a las fuerzas militares que elogiaron con este premio, han sido condenadas repetidas veces en instancias internacionales por masacres cometidas contra mujeres, niños y ancianos, con ayuda de paramilitares, y que después de acometer sus crímenes, jugaban un partido de fútbol amistoso con la cabeza decapitada de una niña.

La alcaldesa de Cádiz, Doña Teofila Martínez, cuando entregue este premio al embajador de la República de Colombia en España a nombre del deseo gaditano; sentirá irremediablemente el lamento desesperado de las víctimas clamando justicia y solidaridad humana frente a sus verdugos y aquellos que los premian. Esta honorable señora debería entonces sentir un aire de vergüenza rozando sus mejillas y minimamente sonrojarse por tal exabrupto, aunque conociendo en profundidad al señor Álvaro Uribe Vélez, como le conoce, quizás Doña Teofila haga caso omiso de aquellos lamentos desesperados.

De esta manera nace un premio manchado de vergüenza, que pretende ser anual y que evidentemente solo enáltese los valores de libertad de poderosos criminales y desprestigiados por la humanidad.

El pueblo gaditano, andaluz y todos los pueblos no permitirán que en su nombre se elogie la barbarie, la demencia y guerra, empecemos ya.

______________________________________________________________

Anuncios