Etiquetas

“Amor” de Malicia Cool

Discos Khurcius

Las canciones. (De embrujomarino, por Malicia Cool)

1.- Intro Marino (0,18´); nos encanta cómo abre Marino la “rueda” del disco leyendo el principio de la letra de Fuego. Nos encanta escuchar también el crujir de su papel, su trastabille y su glorioso y airoso remonte después.

2.- Fuego (3,52´). Le pregunté a Pejo: “Dame una idea para hacer una canción”. Y él dijo: “Fuego, escribe sobre el fuego”. Cogí la guitarra y me salió un mantra medicinal que habla de los anhelos, de la pasión, que a veces duele pero siempre es rica e inquietante. Además, el fuego nos conecta con el universo y es uno de los cuatro elementos que aparecen en el mandala de portada. Tirtha, a quien yo veo como un indio auténtico, lo hizo galopar suave y fieramente hasta el infinito.

3.- Mentira (4,14´) es un acto psicomágico que me surgió en medio de una crisis/triángulo amoroso y emocional. Lo que más me importaba era reiterar mi fidelidad a Pejo, pero también hemos dejado filtrarse lujuriosamente toda la oscuridad y la lubricidad de las pasiones. El final de Mentira es auténticamente magistral, antológico; una de las cumbres más altas de esta colaboración entre Justo y yo. Una de mis favoritas y mi canción fetiche sin duda.

4.- La Verdad (3,57´). En La Verdad encuentro en la guitarra una combinación de tres notas que me parece irresistible, bella, evocadora, sanadora y súperagradable de tocar y que me sugiere la limpieza de alguien, una mujer, que nota que su amigx o compañerx le oculta algo, la está engañando, y ella le hace ver con el diamante de su voz y de su melodía que jamás se dejará engañar ni tolerará oscuridades retorcidas en la relación. Una canción preciosa, y más con las voces de Justo, el violín de Fionnuala y la maravillosa percusión que le mete Pejo (el tintineo cristalino).

5.- Sentir (3,16´) es una de las canciones más queridas por mí. Su combinación de acordes me parece preciosa y, no sé por qué, me recuerda a la Cura. Sentir es la historia del galanteo, del tira y afloja del cortejo entre un hombre y una mujer pero, aunque ella parezca pasiva y receptora, se trata sólo de una maquinación para hacerle caer a él y encender su pasión. Habla también de lo ladino, rico y resbaladizo de este tipo de relaciones que yo me imagino entre dos desconocidxs. En “Amor”, Pejo y yo pensamos que Sentir ha quedado tan perfecta como una turbadora esmeralda. Me encanta mi voz aquí y también las de Justo que, tan masculinas, hacen brillar enormemente a la canción.

6.- Época de gripe (4,11´) es bonita-bonita desde que nació. Intimista, costumbrista, divertida e insolente. Una de las canciones más bonitas que he oído nunca, y siempre me planteé llevarla hasta donde se merece (el otro día ya estuvo en el cielo, o sea, en el Ambigú de Radio 3, junto con Fuego). Aquí, con las voces y las maravillosas ideas de Justo más el clarinete de Óscar, ha resultado experimental e interesantísima, como si fuéramos un pasacalles con un montón de sonidos y ruiditos detrás y la voz descarada, fría y arrogante de una niñata soberbia con gripe. Justo quiso ver virus por todos lados y los tradujo a una partitura que no olvidaré jamás.

7.- La Casa (2,58´). La Casa es la historia de alguien que echa desesperadamente de menos a su pareja, a su otra mitad, en la casa, en la playa y en la fiesta. Tiene un ritmo súper airoso y es bastante energética y simple. La canto de forma enérgica y descarada porque me gustan las mujeres que expresan sus deseos y anhelos con claridad y energía, a diferencia de susurros, voces tímidas e inaudibles o de no expresarlos en absoluto y reprimirlos. Es también un poema cantado de forma descarada y me resulta muy evocador.

8.- Las Motos (2,47´). Primero me sale la línea de acordes en la guitarra, me encanta y me recuerda, no sé por qué, al coñazo que dan las motos por la calle a veces. Una gozada de canción de hacer en directo, que ha gustado siempre mucho y que me encanta como queda en “Amor” por la maravillosa guitarra y efectos y por la letra y mi voz (Justo le ha bajado la velocidad en el disco pero creo que ha sido una gran idea).

9.- Extraño (5,25´) es, en origen, la historia de un aborto, del dolor y del estupor porque un acto de amor tenga que terminar así a veces (de ahí no paro de sangrar). Sé que le pasa o ha pasado a casi todas las mujeres y me siento muy orgullosa de haber podido traducirlo en palabras y acordes porque casi nunca se habla así de un hecho tan importante, frecuente y doloroso. En “Amor”, Extraño ha salido fenomenal, muy intensa, extraña y oscura y ya es la favorita de muchas personas.

10.- El Espía (3,24´). Una de las más queridas por mí porque es una de las primeras que hice y ya tuvo cierto éxito en San Sebastián en maqueta (la radiaron y escribieron sobre ella y otras dos que saqué en maqueta en los ochenta). Es una canción preciosa y muy airosa que disfruto especialmente porque cuenta una historia de principio a fin de un modo que se puede visualizar bastante bien. Es también muy alegre y tiene mucho swing. En “Amor” me encanta la guitarra y las voces delirantes que me hace hacer Justo. Me súperencanta El Espía, y a mucha gente ya también.

11.- Humo, cenizas y brasas (4,27´). La única canción en la que le pedí una letra a un sujeto que ahora no puedo nombrar porque es un conocido delincuente internacional permanentemente a la fuga. Cogí la letra, la adapté y la melodía se me ocurrió por la calle. Es una canción aún por terminar y explorar en toda su amplitud, que es mucha, pero ha quedado muy divertida, muy potente, nos gusta mucho y creo que la voz está muy bien. Fue la última que mezclamos y nos reímos mucho con el loop “que me muero, que me muero...”. Queremos que suene negra, bailonga y bien sabrosa y sustancial. Es ya la favorita de muchxs.

Anuncios